Familias BIM. ¿Calidad o cantidad?

Familias BIM. ¿Calidad o cantidad?

En la nueva normalidad, además de una nueva forma de trabajo aparecen nuevos conceptos que serán necesarios entender para poder usar correctamente las herramientas BIM. Las familias podrían considerarse los equivalentes a los bloques de CAD en algunos casos, pero van mucho mas allá.

En los softwares de modelado BIM, como es Revit de Autodesk, existen unos “nodos de información”, elementos con información paramétrica que se van introduciendo en el modelo y que constituyen la “I” de Building Information Modelling (BIM). Se denominan familias, y a su vez, están organizados en Categorías de elementos, que podrían asemejarse a las capas de CAD; agrupaciones de los elementos según el tipo de elemento constructivo: muros, ventanas, puertas, vigas, pilares, mobiliario…

Podemos distinguir tres tipos de familias principalmente: las familias de sistemas, las familias cargables y las familias in situ. Las primeras incluyen los elementos más básicos de un proyecto que vienen incorporados en el programa (muros, suelos, cubiertas…). Las familias cargables son aquellos elementos que se cargan en el modelo como ventanas, puertas, mobiliario… Y, por último, las familias in situ son aquellas que se hacen específicamente para un proyecto.

Las familias se caracterizan por tener parámetros comunes entre ellos que van variando y generando los diferentes tipos dentro de la misma familia. Estos parámetros son los que aportan la información necesaria para alcanzar el nivel de definición (LOD) establecido. Estos parámetros puede contener información relativa a dimensiones, características constructivas, de fabricante…

Las familias cargables son las más susceptibles de ser adquiridas en plataformas externas. Por ello, es necesario saber analizar el orden y la estructuración de las mismas y así evaluar si su descarga nos va a suponer un ahorro de tiempo o si, por el contrario, sería más rápido el desarrollo de nuestro propio catálogo con nuestros propios estándares y parámetros.

La calidad frente a la cantidad, es una realidad en el mundo de las familias cargables. El uso excesivo de familias descargadas y no analizadas puede suponer la sobrecarga de información y puede desembocar en un incremento del tamaño del archivo de un modelo.

Desde DSIGN CLOUD ayudamos a nuestros clientes a desarrollar su catálogo de familias y facilitar esa transición del CAD al BIM. Garantizando una información de calidad que ayudará a generar proyectos que incluyen elementos con la información necesaria.

 

Dsign team, 

Lalon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *