Escáner láser, el tiempo es oro

Escáner láser, el tiempo es oro

Los plazos de entregas de proyectos, así como, la calidad de la información exigida en cada uno de ellos, son los principales requisitos a los que nos enfrentamos hoy en día.

El objetivo de producir más y mejor en menos tiempo es una mentalidad que sólo se puede alcanzar si nos lanzamos al mundo de las nuevas tecnologías desde el inicio de cada proyecto.

Al empezar un proyecto de rehabilitación o reforma, ¿Cuánto tiempo solemos invertir en las tareas de medición mediante cintas tradicionales, las ruedas métricas o las cintas láser?

¿Cuánto tiempo invertimos en realizar las visitas al lugar para confirmar que las medidas son las correctas o incluso para completar medidas que no fueron tomadas en su momento por no considerarse relevantes?

Dar un salto a las nuevas tecnologías en esta fase de medición inicial de proyecto podría implicar el uso de un escáner láser, drones o incluso robots de medición.

En este caso, trataremos sobre el escáner láser como herramienta que además de ahorrarnos tiempo en las actividades tediosas mencionadas anteriormente, nos garantizarán una toma de datos fiable y de gran calidad.

¿Escáner láser? El escáner láser es una herramienta que está revolucionando el sector de la construcción. Este instrumento permite capturar la geometría y el color de cualquier espacio u objeto, e incluso de su entorno más próximo.

¿Cómo? Para la obtención de estos datos, se realizarán diversas tomas en el edificio. Una toma hace referencia a los distintos puntos en los que se situará el escáner para que recoja la información de su alrededor. En cada punto, un rayo de luz láser, que se combina con cámaras fotográficas, (para registrar también la información del rango visible), obtendrá la medición de distancias y ángulos. Será necesario realizar una toma en cada espacio limitado por muros, pues, el escáner láser, por lo general, únicamente recoge datos superficiales.

Cada una de estas tomas generan los llamados escenarios, que quedan recogidos en un modelo tridimensional formado por puntos: LA NUBE DE PUNTOS; un modelo virtual del edificio que se podrá manipular y utilizar como base en las fases posteriores del proyecto.

Esta técnica va más allá de la fotogrametría donde a partir de varias fotos de un mismo objeto obteníamos su representación en 3D.

¿Cuánto tiempo? El tiempo en llevar a cabo el escaneado láser de un edificio al igual que con los métodos tradicionales será proporcional a la superficie total de metros cuadrados del mismo. Sin embargo, la proporción de tiempo empleado por metro cuatro es mucho menor:

El escáner láser tarda entre 30 seg – 3 min por toma dependiendo de la precisión, calidad y color en la que se requiera la información. En ese tiempo, recoge los datos de hasta un máximo de 60 m de amplitud sin obstáculos con una precisión de +/- 2-4mm.

Esto significa, que en ese rango de tiempo podemos obtener las medidas exactas de una habitación de hasta 120x120m sin obstáculos, incluyendo huecos en fachadas, alturas de techos y elementos visibles de estructuras e instalaciones. Todo ello, con la precisión de una máquina que reducirá la posibilidad de error o dificultad humana.

En definitiva, con esta tecnología, podremos transformar un objeto real en uno virtual que nos servirá como base para el desarrollo del proyecto. Además, ahorraremos en tiempo y nuestra calidad de la información mejorará considerablemente.

Como seguro que habéis escuchado alguna que otra vez: «el tiempo es oro».

 

Dsign team, 

Lalon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *